viernes, 9 de octubre de 2015

Kristina Wetter (Video)

A los 17 años, cuando hice ese comercial de “La Sifrina”, realmente tenía el corazón de leche condensada. Me divertía muchísimo, me vestía de rosado fresa y veía la vida con capita de chocolate por fuera.
Un día entendí que si mi decisión era trabajar en los medios, me tenía que tomar las cosas más en serio. Decidí estudiar Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello y la producción de televisión se convirtió en mi gran pasión.
Luego de trabajar detrás de las cámaras en el programa de Gilberto Correa, sentí la inquietud de regresar a la pantalla; había una oportunidad para mí en el Departamento de Prensa de Venevisión. Viví la noticia día a día y la información se convirtió en mi gran reto. Desde el punto de vista de la imagen, no fue fácil pasar de la “sifrina” a la narradora de noticias, pero trabajé mucho y con verdadero compromiso. Siento que fue una etapa muy enriquecedora de mi vida.
En los principales canales de TV del país aprendí un montón, conocí gente maravillosa e hice excelentes amigos. Con HBO viajé por América Latina haciendo documentales y participé en la cobertura de festivales de cine en el mundo.

Un día llegó a mi vida Nacho –quien hoy es mi esposo- y todo cambió. Nos casamos y nos fuimos a estudiar a España. El postgrado era exigente y me dejaba poco tiempo para la casa. Tenía que ingeniármelas para estudiar y ocuparme de la casa. Así surgió la idea del programa “Kristina en Casa”, con el objetivo de ayudar a tantas profesionales como yo con poco tiempo para el hogar.



Al regresar a Venezuela, Nacho y yo decidimos desarrollar este proyecto. Pasar de ser la narradora de noticias a la ama de casa amigable que te invita a cocinar parece un cambio drástico, tan drástico como el de “sifrina fresa” a periodista.
Tal vez ahora todo ha sido más sencillo, pues la cocina siempre ha formado parte de mi vida. Quizás la gente no lo sabe, pero siempre, siendo sifrina, siendo periodista, siendo productora, en todos los momentos de mi vida, he cocinado… Así, facilito y sin complicaciones. Esto no es nada nuevo… Lo que pasa es que yo nunca he estado por la vida contándole a todos lo que cociné.
Hace unos 10 años fue cuando decidí mostrar a Kristina como soy, en mi casa. El público ahora conoce a mi marido, a mi hija y hasta he abierto las gavetas de mi cocina!
Así que mi carrera en los medios ha ido siempre de la mano de la evolución que ha tenido mi vida, y siento que los cambios se han dado de manera natural y no han sido sino la consecuencia de mis intereses en cada momento de mi vida. He tenido la suerte de que los medios me han dado la oportunidad de trabajar siempre en lo que me ha gustado en cada etapa.
Ahora bien, tengo que confesar que como ama de casa y mamá es como me he sentido más cómoda. No he hecho mayor esfuerzo… La Kristina ama de casa es la Kristina que hoy soy.

Fuente: compartelibros.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario